¡Estrategia de la Lotería 4 expuesta!¿Es usted uno de los millones de personas que juegan a la lotería cada semana?

Pettit y las circunstancias me enseñaron una forma de adivinar el número ganador de la lotería. Nunca olvidaré que hace unos 5 años mi mejor amigo rompió la banca en la lotería cuando descubrió una fórmula secreta. Básicamente, me dijo que había una fórmula para hacer predicciones de números Pick 4 que eran precisas el 97% de las veces. En ese momento, simplemente me pregunté ¿por qué es posible predecir un número ganador del Pick 4 el 97% de las veces? Esa fue la primera vez que oí hablar de la fórmula secreta.

Desde entonces, he sentido curiosidad por esta fórmula ganadora y lo único que quería hacer era comprobar si realmente había ocurrido y verificar la identidad del ganador. Poco después de que empezara a preguntar a varias personas por su mejor presunción, finalmente di con la persona que me había hablado de la fórmula secreta. La verdad es que me quedé boquiabierto porque el nombre de la persona fue elegido de forma anónima y prefirió permanecer en el anonimato incluso hasta el día de hoy.

El primer hombre al que le conté el secreto del número Pick 4 se mostró un poco dubitativo, pero al final decidió que el número en el que estaba pensando era el 1-46-1-4-7-6, e incluso enumeró algunas de las posibles combinaciones. Fue impresionante que fuera capaz de dar con todas las combinaciones, aunque tuve que repetirme a mí mismo que esto iba a ser una casualidad. Realmente pensé que el 1-46-1-4-7-6 era el número ganador del Pick 4, pero no pude superar la presencia de tres 7.

El hombre que me habló de esta maravillosa fórmula necesitaba hacer un favor por una vez, y lo hizo.

  • Me dijo que si quería usar su fórmula para seleccionar mi número ganador del Pick 4, y dependiendo del número que eligiera, obtendría una pequeña parte del dinero. Le dije que quería todo el dinero y que mi parte era sólo de 1,25 dólares.
  • Como no pude encontrar ninguna coincidencia para mi 1-46-1-4-7-6, acepté la oferta y calculé que recuperaría entre 45 y 50 dólares de la apuesta inicial de 1,25 dólares. Aproximadamente una hora después, el dinero estaba en mis manos. Inmediatamente miré el boleto e identifiqué el número ganador. Para mi sorpresa, la terminal del ordenador organizó los 1,25 dólares en 24 unidades que había ganado. Entonces me emocioné mucho porque me llegó un cheque.

Inmediatamente llamé a mis compañeros de trabajo que iban a venir a celebrar la noche de mi victoria y les dije que tenía un billete de lotería.

Cuando llegamos a casa, abrí el billete y mostré los números que había en él: 1-46-1-4-7-6. Cuando nos acercamos al ordenador para comprobar el premio, no podíamos creer lo que veíamos. Estaba en la esquina inferior derecha del boleto y los números habían sido extraídos de una serie gramatical del boleto. Mis compañeros de trabajo se deshicieron en elogios, pero yo estaba seguro de que se emocionaban por mí.

Tenía previsto celebrar el 17º partido de hoyos de mi carrera la semana siguiente y empecé a estudiar qué podía hacer con el dinero ganado. Primero pensé en comprar un coche nuevo. Esa habría sido una gran compra, pero luego pensé en lo que el dinero podría hacer para el pago de mi hipoteca y decidí que usaría el dinero para la universidad. Sin embargo, nunca conseguí el coche nuevo que quería, y ahora me centré en ahorrar para una casa y un coche nuevos.

Como mis ganancias no eran muy cuantiosas, sabía que aún podía utilizar el dinero para otras cosas que necesitaba y volví a relajarme y a disfrutar de la vida a lo fácil. Sin embargo, seguía decidida a salir a disfrutar de la vida a lo fácil, e hice una lista de lo que necesitaba comprar, que incluía un nuevo televisor, muebles de repuesto para la suite, un nuevo trabajo de alfombra y la compra de aparatos electrónicos nuevos.

Sin duda, lo más difícil de ahorrar para esos sueños era conseguir los fondos. Como mis ganancias no eran una cantidad significativa en ese momento, ni siquiera pensé en ponerlas en una cuenta de ahorros. Después de Vacuose, me repetía a mí mismo que sería muy sencillo, pero no fue hasta que ahorré lo suficiente cuando empecé a hacer cambios.